La historia de la maquinaria de construcción o de equipos de construcción, es muy larga y sin duda se ha desarrollado a causa de muchos factores y dependiendo de personas que aportaban nuevas ideas que poco a poco cambiarían el mundo. Lo que esta claro, también es que estos cambios han sido siempre propiciados por circunstancias de necesidad que han hecho apareciera una necesidad de una máquina en concreto, dado el contexto social y histórico, que ha hecho posible el desarrollo de este sector. Se necesitaban ciertas máquinas para construir ciertos edificios, o realizar ciertos trabajos de ingeniería, y esto a propiciado que se crean máquinas para poder hacer estos trabajos mucho más rápidos.

Este es el caso de el gran desarrollo que sufrió la maquinaria de construcción en Estados Unidos, en los años cincuenta, después de la segunda guerra mundial. Hubo un boom de construcción y de gente, que necesitaba una nueva vivienda. Volvió mucha mano de obra, mucha inmigración y mucha necesidad de construir más casas, más barrios y hasta ciudades enteras. Es así como nacen algunas de las principales máquinas de construcción que conocemos hoy en día. Ya que a causa de la necesidad de construir más, aparece la necesidad de tener una máquina que acorte el tiempo de realización. Este es el caso de la niveladora, el raspador, el buldózer, la compactadora, el volquete.

Aún así, hay que decir, que también en Estados Unidos, antes de la primera guerra mundial hubo un gran crecimiento de la industria y de las máquinas, que empezaron a funcionar con electricidad en lugar de ir con vapor como hasta entonces, empezaron a ser más prácticas, más rápidas y más duraderas.
Actualmente, el sistema económico imperante, exige cada vez más velocidad de construcción, más precisión, más potencia y más rentabilidad, los avances tecnológicos son asombrosos y la precisión de las máquinas son inimaginables, como por el ejemplo es el caso del dúmper de volvo a40, una máquina que hace cincuenta años nadie podía imaginar que existía. Además, las grandes marcas que aportan novedades tecnológicas ahora se decantan más por un desarrollo sostenible, que mejore las máquinas pero siempre respetando, dentro de lo posible, el medio ambiente.